Que la palabra de Dios abunde en sus corazones

| 07/19/2011

¿Se encuentra alguien triste el día de hoy? Hoy te invito a darle las gracias a Dios, porque en medio de nuestras tribulaciones el Señor esta con nosotros, sigamos la meta que es Cristo, para la salvación de nuestras almas.

Tengamos gratitud por lo que el Señor Jesús hace en medio de nosotros, porque de él proviene la fuerza y la sabiduría, les animo en el amor del Señor a no desertar de sus caminos, les animo a que en medio de las dificultades cantemos al Señor un cántico nuevo.

Si hay tristeza o alegría, hoy es un día maravilloso para entonarle al Señor nuestro cántico, no se necesita de instrumentos para hacerlo, el mejor instrumento puede ser nuestra propia garganta e incluso nuestras manos, pero sobre todo que venga desde lo mas profundo de nuestro corazón; con el único fin de exaltar el maravilloso nombre de nuestro Señor y salvador Jesucristo, quien merece toda gloria, todo honor y honra.

Es muy probable que en medio de tu cántico, el Señor haga algo grande en tu corazón el día de hoy.

En su Palabra podemos encontrar algo maravilloso:

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Colosenses 3:16

Esto es lo que podemos ofrecerle al Señor, toda nuestra gratitud.

¿Qué es la gratitud?

Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera. RAE

Por esa razón, debemos de valorar los beneficios de nuestro Señor Jesucristo al morir por nosotros en una cruz, muriendo por nuestros pecados, con el único fin de darnos la Vida Eterna.

Es ahora el momento de bendecir, alabar al dador de la vida con cánticos e himnos que exalten su nombre. 🙂

Bendito sea nuestro salvador y redentor Jesucristo, quien nos da la vida y nos ofrece su mano poderosa, para salir adelante en las situaciones difíciles.

Video: Cambiare mi tristeza

Compártelo con tus amistades:
Facebook Twitter

Tags:

Categoria: Vida Cristiana