Qué es la Santidad

| 03/05/2012

A veces tenemos distintos conceptos sobre la santidad, muchas veces en nuestra humanidad podemos pensar que nunca lograremos la santidad, el enemigo viene para ponernos pensamientos de desaliento, para tildarnos de pecadores, y trata de querer hacernos sentir que no somos capaces de lograr la santidad.

La Santidad

Sin embargo, la santidad no es algo inalcanzable, la santidad es algo que todo buen cristiano puede practicar, conforme a la Palabra de Dios. La santidad es simplemente la separación del hombre de las cosas del mundo, para entregarse fielmente a Jesús.

¿Qué es la Santidad?

Veamos como define la santidad la RAE:

Cualidad de santo.

Así como la RAE la define tan sencilla, así mismo es más sencillo alcanzarla bajo la poderosa mano de nuestro Señor Jesucristo. Cuando nos rendimos a Él, y comenzamos a rechazar todas aquellas cosas que el mundo nos ofrecía, entonces comenzamos a practicar la santidad en Dios.

Al rechazar las diversas ofertas ofrecidas por el mundo, entonces viene la Palabra de Dios a hacerse viva en nuestra vida, y ella nos dice:

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1 Tesalonicenses 5:23

En el momento que comenzamos a desechar aquellas cosas malas, que el mismo Espíritu de Dios nos comienza a poner en el corazón, en ese momento no solamente nosotros comenzamos a ser obedientes a la voz de Dios, si no también el mismo Dios de Paz nos ofrece santificarnos por completo.

Sin embargo, en la cita bíblica, podemos encontrar que nuestro espíritu, alma y cuerpo, deben de ser guardados irreprensibles hasta su Venida; es decir, Dios tiene la capacidad para santificarte, pero es necesario que el hombre también tenga en cuenta cuidar el templo y morada de Dios. En este caso vemos como la Biblia nos pide que mantengamos nuestro ser trino (semejante a Dios), preparado y alejado de las cosas pasajeras de este mundo.

Al lograr comprender este concepto, nos podemos dar cuenta que la Santidad se resume en la separación de los deleites y placeres que desagradan a Dios; inmediatamente Dios ve tu esfuerzo, Dios sabe que estás poniendo de tu parte, y es entonces cuando Él también te sostiene en su mano para que puedas caminar en rectitud.

También debemos de tomar en cuenta, que la santidad no solamente es para “un cierto grupo de religiosos”, es decir, aquellos grupos que se autoproclaman santos, y creen que nadie más alcanzará la santidad que ellos obtuvieron.

Al contrario, la Santidad es para todas aquellas personas que la quieran tomar. Es para todas aquellas personas que deseen servir a Jesús fervientemente, y han decidido dejarlo todo (pecado), para servirle solamente a Él.

¿Para que practicar la Santidad?

La santidad es uno de los requisitos fundamentales que Jesús nos pide, para poder volver a verle, ya que la Biblia también declara que si el individuo no la practica, le será imposible verle.

Si eres un fiel creyente, pero has tenido problemas con este concepto, alégrate, porque el Señor aun esta esperando que tomes la decisión de rendirte completamente a Él en Santidad, mientras tienes vida, la esperanza y la promesa sigue vigente.

Si eres un creyente que ha decidido tomar este camino y has vivido desechando los deleites y placeres de este mundo, sigue adelante amado(a) que finalmente la recompensa será sentarse en la mesa con el REY DE REYES y Señor de señores; prosigue sirviendo al Señor con todo el corazón.

Que la paz de Dios les siga santificando y bendiciendo, y si Cristo viniese hoy, toma unos momentos para analizar tu corazón y me gustaría que analizaras está pregunta en la intimidad de tu corazón, la respuesta quedará solamente entre tú y Dios:

¿Estoy listo(a) verdaderamente para abrazar a mi Salvador de acuerdo a mi manera de vivir?

Compártelo con tus amistades:
Facebook Twitter

Tags:

Category: Vida Cristiana

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. dearfloar says:

    Dios te siga usando y bendiciendo hermano.

    Bonita reflexión, debemos buscar cada día mas la santidad para cuando venga nuestro Señor Jesus entremos en hermosa presencia….